Los desechos orgánicos son cualquier material que sea biodegradable, en general de origen vegetal o animal, lo que significa que tiene la capacidad de descomponerse de forma natural y ecológica en un corto periodo de tiempo pudiendo convertirse en compost, un biorresiduo que puede aprovecharse como fertilizante, e incluso como generador de energía.

¿Qué residuos echar en el contenedor marrón?

Alrededor del 30% de lo que solemos tirar es en realidad material orgánico, incluyendo restos de comida y productos de papel sucios, y el 41 % del contenido de la bolsa de basura que echamos al contenedor de resto (contenedor gris) es materia orgánica.

Los residuos orgánicos incluyen desechos de jardines y parques, residuos alimentarios y de cocina (pieles de frutas, espinas de pescado, plantas, cascaras de huevo o posos; cajas de pizza, servilletas y papel de cocina usados) procedentes de hogares, oficinas, restaurantes, servicios de restauración colectiva y establecimientos de consumo al por menor, y residuos comparables procedentes de plantas de transformación de alimentos.

Por lo tanto, todo residuo que pueda descomponerse de manera natural deberá ser depositado en el contenedor de tapa marrón.


Los mejores compostadores


Desperdicio de alimentos que deben ir al contenedor marrón

  • Trozos y cáscaras de verduras.
  • Núcleos de frutas, huesos, cáscaras.
  • Carne, aves, pescado, mariscos (incluidos los huesos).
  • Pasta, pan, cereales, arroz y harina.
  • Productos lácteos, huevos (incluidas las cáscaras).
  • Frutos secos y su cascara.
  • Productos horneados, postres.

Otros deshechos orgánicos

  • Granos de café, filtros, bolsitas de té.
  • Platos de papel y recipientes (fácilmente degradables) de comida para llevar manchados de aceite o grasa (sin encerar ni revestir de plástico) como las cajas de pizza manchadas.
  • Bolsas de papel (por ejemplo: De harina o azúcar).
  • Plantas de interior, incluida la tierra.
  • Residuos de mascotas.

¿Debo tirar la basura orgánica embolsada? ¿Es obligatorio el uso de bolsas biodegradables?

Los residuos orgánicos deben ser introducidos en el contenedor de tapa marrón en bolsas bien cerradas para evitar el vertido de líquidos y , aunque no es obligatorio, mejor si son biodegradables o compostables, las cuales al ser más transpirables evitan la acumulación de los líquidos (lixiviados) que contienen los residuos orgánicos, además de degradarse más rápido junto a la orgánica en el proceso que se realiza en la planta de residuos.

El reciclaje de basura orgánica

Puede que haya visto nuevos contenedores en su localidad, o lo haga en las próximas semanas, con carteles que dicen “Recogida fracción orgánica”, pero ¿qué significa eso? El reciclaje de productos orgánicos es el reciclaje de material orgánico -cualquier cosa que haya estado viva- para convertirlo en compost, un complemento muy beneficioso para el suelo. El compost terminado puede utilizarse en jardines, granjas y paisajismo. Además, el compostaje se produce de forma natural y requiere muy poca energía.

El reciclaje orgánico desempeña un papel fundamental en el momento actual, evitando que residuos beneficiosos para el medio ambiente vayan a parar a los vertederos, además de contribuir a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS) propuestos para los próximos años, algo que beneficiará a las actuales y futuras generaciones.

¿Por qué separar los restos de comida del resto de la basura?

La recogida separada facilita la gestión de los biorresiduos en las plantas de tratamiento operativas. Una mejor gestión significa una disminución de las can­tidades enviadas a vertedero. No podemos olvidar que la gestión de residuos es la cuarta causa de emisión de gases de efecto invernadero en Europa: la materia orgánica depositada en vertedero, entra en un proceso de descomposición anaeróbica y emite CO2 y CH4.

La basura orgánica es biodegradable, por lo que se descomponen con el tiempo. Este proceso genera una enorme cantidad de metano, un potente gas de efecto invernadero que atrapa el calor en la atmósfera y contribuye al cambio climático. (El metano absorbe 86 veces más calor que una cantidad igual de dióxido de carbono en un periodo de 20 años). Los residuos orgánicos también pueden contener antibióticos, productos químicos y patógenos que entran en el suelo y en las aguas subterráneas a medida que los residuos se descomponen.

Obviamente, mantener estos materiales fuera de los vertederos es una cuestión de protección de la salud pública. Por ello, la eliminación de los residuos orgánicos debe gestionarse cuidadosamente.

La buena noticia es que los productos orgánicos se pueden reciclar fácilmente para convertirlos en productos beneficiosos para el suelo como el compost, el mantillo y los fertilizantes líquidos, así como en biocombustible, un gas natural renovable.

Las nuevas infraestructuras de recogida de orgánica proporcionarán puestos de trabajo, protegerá el medio ambiente y devolverá los residuos orgánicos al cultivo de alimentos y a la construcción de suelos saludables.


Humus de Lombriz. Fertilizante orgánico.

Superventas No. 1
Sustratos Ecológicos - Sustrato Humus Lombriz 10l. - Batlle
Producto 100% natural; Registrado como producto ecológico; Para interior y exterior
8,41 EUR
Superventas No. 2
CULTIVERS Humus de Lombriz Ecológico 20 kg (40 L). Abono para Plantas indicado para Tomates y Hortalizas. Fertilizante Orgánico 100% Natural. Reconstituyente del Suelo
Humus de lombriz de máxima calidad 100% ecológico.; Número de registro certificado por sohiscert: CV237PAE-07
19,90 EUR
Superventas No. 3
Flower 80106 80106-Humus de lombriz, 3 l, 16x11.5x29.5 cm
Lombriz de california; Vermicompost; Mejora las propiedades del suelo; Alto contenido en ácidos húmicos y ácidos flúvicos
6,69 EUR
Superventas No. 5
Compo Humus lombriz 10L, 36x34.5x6 cm
Ingredientes de alta calidad; Ideal para tu jardin
8,99 EUR

Consejos y uso del contenedor de orgánica

  • Todos los desechos de alimentos, ya sean frescos, congelados, secos, preparados, cocidos o en mal estado, se pueden echar al contenedor de orgánica.
  • Quite las pegatinas, las ataduras y las bandas elásticas de los productos, ya que demasiado plástico u otros contaminantes dan como resultado un abono de menor calidad.
  • Para evitar olores, lave los cubos de basura de la cocina con frecuencia.

¿Cómo puedo desperdiciar menos alimentos?

Fácil, compre sólo lo que necesita y coma lo que compre.

¿Qué relación tienen los residuos alimentarios con el cambio climático?

Los alimentos que se producen, pero no se consumen contribuyen en un 8% al total de las emisiones de gases de efecto invernadero del mundo, y reducir el desperdicio de alimentos es una de las acciones más impactantes para reducir los efectos del cambio climático. El compostaje de los restos de comida es también una importante solución climática.

¿Es el compostaje la mejor solución a nuestro problema de residuos?

Lo primero y más importante es reducir los residuos. Si eso no es posible, la reutilización es la siguiente mejor opción. Sólo si no podemos reducir y reutilizar debemos reciclar o compostar. Por supuesto, si el artículo no es reciclable o compostable, como las bolsas de patatas fritas, la espuma de poliestireno y/o los desechos de las mascotas, entonces debe ir a la basura. Reducir es especialmente importante cuando se trata de comprar alimentos.

¿Cómo funciona?

El compostaje es un proceso natural. Siga las flechas que aparecen a continuación para ver lo que ocurre con los artículos que deposita en el contenedor de productos orgánicos.

El compostaje en el patio trasero, ¿es diferente?

El reciclaje de productos orgánicos que puede hacer en su casa es diferente al compostaje de patio porque los productos orgánicos se llevan a una instalación de reciclaje especializada. En esta instalación se alinean los productos orgánicos en hileras, lo que genera más calor del que encontraría en su patio trasero. Por eso, cosas como los huesos, la carne y los productos de papel pueden ir a estos contenedores.

Compostaje en el jardín

Haga su propio contenedor o compre uno. El contenedor debe estar cerrado y colocado sobre una tela metálica para que los animales, incluidos los perros, no puedan entrar.

Cubre cada cubo de restos de comida (“verdes”) con tres cubos de restos de jardín secos (“marrones”), como hojas, hierba seca, serrín o madera astillada. Cubrir los restos de comida con restos marrones reduce los olores y crea una buena proporción de carbono y nitrógeno para que las bacterias del suelo y otros agentes descompongan la pila.

Una vez que el material se haya descompuesto durante meses (acelera el proceso mezclándolo de vez en cuando), pasados unos meses, puedes utilizarlo como refuerzo de nutrientes para tu jardín. El compost maduro tiene el aspecto y el olor de la tierra marrón oscura.


Todo lo necesario para hacer compost lo encontrarás aquí


Compartir