Según el último informe de Schneider Electric sobre energía y sostenibilidad empresarial, la gestión energética está ganando cada vez más importancia como palanca estratégica en las empresas. El informe de Schneider Electric demuestra que el medio ambiente constituye un impulsor clave para las iniciativas corporativas en Energía y Sostenibilidad (51,5%) y que el cambio climático está considerado el principal riesgo para el suministro de energía y recursos (58%).

Schneider Electric ha presentado su tercer informe anual “Corporate Energy & Sustainability Progress 2020”, que analiza cómo las organizaciones están abordando los retos y oportunidades de un panorama energético cambiante, centrado en la gestión de la energía empresarial y la descarbonización. En su informe, la compañía demuestra que la gestión de la energía se ha convertido en una pieza fundamental de la estrategia integral de sostenibilidad, que se ha incrementado el uso de las herramientas digitales para los datos y que el cambio climático se ha convertido en un elemento central para las empresas. El informe, en colaboración con GreenBiz Research, se basa en una encuesta realizada a nivel internacional a 265 responsables de Energía y Sostenibilidad de empresas que ingresan más de 250 millones de dólares anualmente.

Los Responsable de Energía adquieren más importancia en las empresas

Actualmente, en 2020, los líderes empresariales ya reconocen a los Responsables de Energía como parte integrante de sus operaciones de negocio: un 87% de los encuestados asegura que la adquisición de energía está aumentando su alcance y complejidad. Este hecho ha cambiado la manera en la que las organizaciones abordan la gestión de la energía y un 56% de los participantes en la encuesta ya cuenta con un equipo dedicados específicamente a ello. Cada vez hay que gestionar un abanico más amplio de fuentes de energía, mecanismos financieros y desarrollos tecnológicos, en un entorno muy volátil, y por este motivo las empresas necesitan expertos que les asesoren sobre mejores prácticas y estrategias para recortar costes.

Además, el 46,5% de las empresas encuestadas por Schneider Electric considera que los tiempos y la volatilidad de los precios son los principales retos actuales, aunque en 2019 solo un 29% aseguraba gestionar de forma estratégica el suministro energético de forma prioritaria para ahorrar costes. Según el informe, el 60% de los encuestados está considerando integrar las renovables, onsite u offsite, en su estrategia de compra para los próximos tres años con el objetivo de gestionar la volatilidad y, de estos, un 30% ya las está implementando. El 46%, en todo caso, se siente preparado para responder a las futuras innovaciones en gestión de la energía.

También destaca el hecho de que, para el 84%, el apoyo de la Dirección de la empresa es elemento más decisivo para lograr aprobar y financiar los nuevos programas de Energía y Sostenibilidad.

La tecnología digital reduce la complejidad de los datos

Actualmente, la cantidad de datos disponibles sobre Energía y Sostenibilidad es ingente y puede ser complicada de gestionar. Sin embargo, a lo largo del último año, ha crecido el número de empresas que han invertido en tecnologías digitales para reducir esta complejidad. De hecho, el número de encuestados del informe de Schneider Electric que han manifestado utilizar dispositivos IoT como medidores, sensores u otros activos inteligentes se ha doblado con respecto al año anterior (37%). Además, invertir en tecnologías inteligentes está impactando positivamente en las organizaciones: el 63% de participantes que cuentan con soluciones digitales aseguran sentirse más preparados para las innovaciones en gestión de recursos.

Por otro lado, el 48% de los encuestados en el informe de Schneider Electric informa de que sus organizaciones están adaptando sus programas de gestión de datos de Energía y Sostenibilidad al crecimiento de los dispositivos conectados y un 24% al incremento de la Inteligencia Artificial. Estos datos demuestran que las estrategias de gestión de la energía y de los recursos evolucionan gracias a las nuevas tecnologías de datos.

Priorizar el cambio climático

Adaptarse al cambio climático y al calentamiento global, la rápida descarbonización y otras tendencias relacionadas con el clima, son iniciativas que forman parte más que nunca de las operaciones empresariales. El informe de Schneider Electric demuestra que el medio ambiente constituye un impulsor clave para las iniciativas corporativas en Energía y Sostenibilidad (51,5%) y que el cambio climático está considerado el principal riesgo para el suministro de energía y recursos (58%). Los equipos de dirección están empezando a entender las ventajas de abordar el cambio climático. Entre ellos, el impacto en la reputación entre los stakeholders, el desarrollo de nuevos productos y servicios y el potencial de beneficiarse de las inversiones medioambiental.

El informe de Schneider Electric también muestra que, debido principalmente a cuestiones de marca/reputación (50%) y de ventaja competitiva (47%), la percepción pública es un factor que impulsa las inversiones en energía sostenible. Asimismo, un 70% de los encuestados informa que sus organizaciones se han fijado objetivos de Energía o Sostenibilidad y que los han hecho públicos, frente al 57% del informe anterior, lo que supone un crecimiento del 25%. Además, un 75% los ha incrementado, y estos se muestran más seguros de alcanzarlos. Finalmente, el 30% de los CEOs encuestados cree que la respuesta de su organización al cambio climático será beneficiosa para su negocio.

El informe “Corporate Energy & Sustainability Progress” de Schneider Electric ha sido elaborado para entender cómo las grandes organizaciones adquieren la energía, gestionan la demanda de recursos, utilizan los datos y desarrollan, financian y ejecutan sus programas de eficiencia y descarbonización. Los resultados proceden de una encuesta vía web y entrevistas telefónicas conducidas por GreenBiz Research, a la que han contestado 265 profesionales internacionales en los ámbitos de la Energía y la Sostenibilidad, encargados de supervisar la adquisición, las operaciones y la sostenibilidad. Las compañías encuestadas, con unos ingresos anuales mínimos de 250 millones de dólares, trabajan en 17 sectores diferentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *