Press "Enter" to skip to content

Reduce, reúsa y recicla también en Navidad

Compartir

Mientras nos abastecemos de comida para Navidad y compramos los regalos, podemos realizar unos pequeños y sencillos gestos para que la Navidad sea más sostenible y respetuosa con el medioambiente.

En general, los residuos y la falta de concienciación sobre el reciclaje y no hacerlo bien es un problema durante todo el año, pero especialmente durante las fiestas navideñas.

Estamos en unas fechas en las que aumenta considerablemente el consumo de todo tipo de productos llenándose las mesas de mucha comida y por lo tanto de gran número de residuos orgánicos, envases de productos, cajas de cartón, botellas de vidrio, papel de regalo, por ello queremos ofrecerle una serie de consejos, de fácil aplicación, que contribuirán a reducir el desperdicio de estos días (aunque aplicables a todo el año) y el impacto que sobre el medioambiente tienen estas fiestas para hacer del entorno en el que vivimos y de nuestro mundo una sociedad más sostenible.

Con algo de planificación, conocimientos básicos de reciclaje y unos simples cambios de hábitos en nuestro día a día, podemos contribuir a frenar el cambio climático y a conservar un planeta más acogedor para todos.

Elija un papel de regalo reciclado y reciclable

Desde el punto de vista del medioambiente, no todos los papeles de regalo son iguales, por lo que antes de comprar, piense que hará con él una vez desempeñada su función, y si este es reciclable.

Aunque lo pueda parecer no todo el papel de regalo es reciclable, pues suele llevar una lámina o decoración con brillo o aluminio que lo convierte en no apto para reciclar. Por ello, es conveniente comprar papel sin brillo. Aunque es difícil de comprobar, lo ideal sería elegir papel de regalo hecho con material reciclado e impreso con tinta de origen vegetal.

Cabe recordar que el papel debe ir al contenedor azul libre de otros tipos de productos como la cinta adhesiva utilizada para envolverlos, la cual puede evitar que se recicle correctamente.

Consejo: Si puedes estrujar y hacer una bola con el papel de regalo, se puede reciclar, si esta se deshace, no se puede reciclar, mejor al contenedor de restos.

Felicite las fiestas con tarjetas navideñas reciclables

Tal vez no sean muchas las tarjetas navideñas que recibimos o enviamos, y cada vez son menos en la era digital, pero si son miles y millones las que en total se envían estos días

Antes de comprar o reciclar las tarjetas, al igual que el papel de regalo, recordar que las decoradas con brillo o papel de aluminio no se pueden reciclar, además no hay que olvidar quitar los elementos de plástico y poliestireno, la cinta adhesiva y de más, puede parecer un trabajo algo arduo, pero plantéeselo como un juego con los pequeños y pequeñas de la casa al final de las fiestas o como una distracción.

Decore los regalos con elementos o telas reutilizables

No utilice cintas de plástico o con brillo para adornar los regalos, que acabarán en el vertedero, utilice tiras de tela reutilizables que podrá utilizar año tras año. También puede utilizar cuerda natural que es biodegradable y reutilizable, si deshace las lazadas y no las corta.

Reutilice y recicle la decoración navideña.

La decoración y las luces navideñas hay que intentar cuidarlas para poder utilizarlas durante diferentes años, pero si sus luces para la fachada de la casa o el árbol necesitan ser actualizadas opte por luces LED; consumen hasta un 90% menos de energía que las tradicionales de filamento. Las viejas luces se pueden desechar en los puntos limpios.

También es aconsejable realizar una pequeña inversión en temporizadores para que las luces no estén permanentemente encendidas, y elegir un proveedor de energía verde que obtenga la electricidad de fuentes de energía renovables.

Cuando llegue el momento de quitar todos los adornos, aquellos que vayan a ser desechados sepárelos según su contenedor: papel y cartón al azul; plásticos, latas y envases al amarillo; frascos y tarros de vidrio al contenedor verde y la tierra del belén o del árbol, ramas, hojas y demás (siempre que estén limpias de productos artificiales) al contenedor marrón de orgánica.

Recicle las bandejas de aluminio de los asados

El papel de aluminio y las bandejas de aluminio utilizadas en los asados para hacer los platos estrella de las fiestas navideñas también son reciclables en el contenedor amarillo, pero antes deberemos limpiarlas para eliminar la mayor cantidad de restos.

Además, el papel de cocina puede ser introducido en el contenedor azul, pero si está manchado de aceite o grasa debe ser desechado en el contenedor marrón de la materia orgánica.

¿Qué hacer con las botellas de vidrio y las copas de cristal?

Las botellas y envases de vidrio deben ir al contenedor verde, sin tapas ni tapones y lo más limpios posibles, pero no el cristal, que debe ser desechado en el punto limpio, si es una pequeña cantidad puede ir al contenedor gris.

Durante estos días vamos a descorchar muchas botellas, pero… ¿dónde tiramos el corcho? Si es corcho natural, puesto que es un producto orgánico y biodegradable, se debe depositar en el contenedor marrón, pero si es un corcho sintético se depositará en el contenedor amarillo puesto que puede ser reutilizado al 100 %.

Los artículos voluminosos

Los viejos juguetes, triciclos bicicletas, así como electrodomésticos y muebles viejos deben ser llevados al punto limpio, aunque muchos Ayuntamientos cuentan con un servicio de recogida de enseres y voluminosos que retiran los artículos viejos sin coste alguno.

Pero antes de tirar cualquier juguete o enser, siempre que esté en buenas condiciones, estudie la posibilidad de donarlo a otras personas que pueden seguir utilizándolo, alargando su vida útil.

Recogida en Navidad

Recuerde que los días 24 y 31 por la noche (en la gran mayoría de municipios y ciudades) no hay servicio de recogida, respete las horas y días para evitar malos olores y molestias a otros vecinos, y no deje restos fuera del contenedor, si estuviera lleno espere a tirar los residuos al día siguiente o llévelos al punto limpio.

Trucos para ser más sostenibles y Resumen

Recuerde reducir al máximo el volumen de los residuos cuando los deseche en el contenedor, imagine la diferencia de tirar al contenedor amarillo los envase de garrafas de plástico para el agua de 5 litros sin estrujar y cuantas cabrían estrujadas, con este simple gesto los contenedores pueden recoger más cantidad y se evita que los camiones de recogida carguen mayoritariamente “aire” de los contenedores, reduciendo con ello la huella de carbono. De igual forma hay que actuar con las cajas de cartón en las que han llegado los regalos a casa, las cuales van al contenedor azul.

Los cubiertos y pajitas de plástico no se pueden reciclar, deposítelos en el contenedor de resto, el gris, aunque lo preferible sería emplear cubiertos y pajitas reutilizables o naturales que se pueden reciclar en el contenedor marrón de orgánica.

En general busque alternativas más respetuosas con el medioambiente a los productos que solemos utilizar en navidad, como pueden ser papeles y decoración hechos con material reciclado, utilizar elementos de años anteriores, en la mesa emplear vajilla, cubiertos y servilletas reutilizables.


Compartir

Be First to Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *