Press "Enter" to skip to content

Consejos para unas navidades más sostenibles y respetuosas con el medioambiente

Compartir

Los días de las fiestas navideñas probablemente sea los que más residuos, de todo tipo, se producen en los hogares a lo largo del año. Las reuniones familiares o de amigos, ahora limitadas por la COVID-19, las cenas, los regalos, artículos e iluminaciones navideñas, suelen producir muchos residuos de comida, papel, plástico y vidrio, y puesto que estamos a principios de año, reciclar y hacerlo bien puede ser una de las propuestas, junto a las tradicionales de aprender inglés e ir al gimnasio, que podemos hacernos para el nuevo año, con la diferencia que esta proposición no solo es buena para nosotros, sino también para todos los nuestros, el medioambiente y para la lucha contra el cambio climático.


Pulseras temáticas de profesiones


En la actualidad, en España tenemos cuatro fracciones de residuos diferentes, que se separan en cuatro colores: Amarillo, Azul, Verde, Marrón y Gris.

A continuación, dejamos unos consejos para reciclar en casa estos días de fiestas:

  1. En primer lugar, aunque pueda parecer evidente, hay que tener claro que se puede reciclar y cómo separar correctamente cada uno de los residuos. Así, el contenedor amarillo está destinado a latas, briks y envases de plástico; en el contenedor verde podemos depositar botellas de vidrio, frascos y tarros de cosmética o conservas, nunca bombillas o cristales rotos; en el contenedor azul se desecharán el papel y cartón, y en el contenedor gris, denominado de resto, todo aquello que no encaje en los contenedores antes mencionados y que sea procedente de la vida diaria de los hogares.
  2. Apuesta en tus compras navideñas por el comercio de proximidad o local, con ello contribuyes a la economía tu municipio o barrio, a la de tus conciudadanos, y contribuyes a cuidar el entorno, ya que no es necesario grandes desplazamientos para llevar los productos, reduciendo la huella de carbono y contribuyendo a frenar el cambio climático.
  3. En navidades y fin de año se suele cocinar mucho más de lo que se necesita, reciclar comida y “reconstruirla” puede ser una interesante y original actividad para hacerla en solitario o en familia.
  4. Las tempuras de verduras, las patatas fritas, etc. necesitan mucho aceite que también se puede reciclar.
  5. El vino y el cava suelen ser las estrellas de estas cenas, cuyas botellas, junto a los tarros de los pimientos de piquillo, latas de conservas, etc. se pueden reciclar fácilmente. Cada uno en su contenedor.
  6. Reutilizar las bolsas de plástico, utilizar bolsas de tela o el tradicional carrito de la compra es otra forma de tener unas fiestas más sostenibles y comprometidas con el medioambiente.
  7. Si eres de los o las que les “gusta” romper las copas, recuerda la diferencia entre vidrio y cristal, el cristal al contenedor gris (basura normal).
  8. Llegan los Reyes Magos y necesitas hacer sitio en los armarios y trasteros, no tires los juguetes al contenedor gris, hay muchas asociaciones y colectivos que pueden darle una segunda vida en las manos de otros niños y niñas, y si está en muy mal estado llévalo a tu punto limpio más cercano.
  9. Una forma de hacer de estas fiestas unos días más ecológicos y sostenibles es utilizar papeles reciclados para envolver los libros y regalos, o, tal vez, con un poco de imaginación puedes emplear revistas, periódicos y otros papeles que tienes por casa.
  10. Los aparatos electrónicos, sobre todo aquellos que llevan baterías, pueden ser muy contaminantes, y deben ser desechados conforme a la normativa, para evitar, por ejemplo, la contaminación del agua que bebemos. Por ello, si los Reyes te traen un nuevo ordenador, un smartphone, una Tablet o un nuevo reloj inteligente, deshazte del viejo en el punto limpio más cercano.
  11. Y por supuesto, guarda para el próximo año toda la decoración que compraste, los adornos pueden reutilizarse año tras año. En estos días, aprovecha para realizar con los pequeños actividades más respetuosas con el medio ambiente, realizando adornos sostenibles: muñecos con los cartones del papel higiénico, bolas y adornos con botellas de plástico para el árbol o guirnaldas con papel reciclado.

Artículos hechos a mano


Compartir